jueves, 24 de agosto de 2017

La tristeza y las promesas se van a dar la mano.


17/09/15.

Las situaciones suceden sin un orden pautado, algunas veces las aceptamos y otras veces huimos para no enloquecer.
Las noches se suman en recuentos de amistades inolvidables y gratitudes infinitas.
Y lo tengo que decir, tú no tienes fondo.
Fueron días inolvidables, como todos los que pasas entre la gente que admiras... sólo tienes que avisar y vendremos a buscar planes mirando al cielo y seguir soñando hasta alcanzar la playa.
Y aunque era marzo, hay gente capaz de convertir cualquier mes en octubre, no pierdas el tiempo pensando en quién es...
Y hasta aquí llegamos hoy, que sea cierto el jamás.
Ahora relájate... la tristeza y las promesas se van a dar la mano.
En fin, SIEMPRE ES POSIBLE CONOCERSE MÁS POR DENTRO.

jueves, 10 de agosto de 2017

Todos necesitamos aceptar la derrota.



Hubiese querido despedirme de ti, abrazarte por última vez y desearte lo mejor para la vida. Verte reír, ver tus manos, escucharme y grabarme eternamente tu voz que siempre me encariño.
Perdóname, perdóname por no estar ahora contigo, por no escucharte, por irme lejos a vivir. Sé que es tarde, es tarde para escribirte y decirte lo mucho que me importas, y sé que esto que digo se está perdiendo en un vacío que tus ojos no verán. No quería perderte, no así. Aunque no lo creas, este lugar en mi pecho te pertenecerá por siempre.
Intento remediar mi daño aunque sé que nunca se podrá, esta última vez te llevé flores donde estarás por siempre. Platique con tu papá y dijo que está orgulloso de mi y que está seguro tú, nuestra Andy siempre lo estarás.
Tal vez hago esto para no guardar las cosas que día a día me oprimen al punto de tener vómito verbal sin pretender llamar la atención, como un día me enseñaste, aunque las personas no lo vean y aunque no lo valoren. Tú sabes que intentas hacer las cosas bien.
Porque, resignarse sin más, son así los ciclos de soledad.
Te voy a querer por siempre, Andrea Fernández de la Garza.

miércoles, 19 de julio de 2017

Dos décadas y un lustro.


Andrea Fernández.
Estoy a pocos días de cumplir la edad de la que siempre hablábamos, la edad en la que soñábamos hacer mil cosas, viajar, ir, venir, comprar, conocer, casarnos,"la edad perfecta". Que cuando me casara iba a bailar Harvest Moon y lloraría porque es la canción más bonita del mundo, el día que siempre esperabas que llegara, verme vestida de blanco. Nada de eso ha pasado aún, porque no estás aquí.
Hace 2 meses se cumplió una década de que dejaste el planeta tierra y fuiste en búsqueda de algo que sólo tú entendiste.
A veces te extraño tanto que no lo soporto y siento que voy a explotar, así como hoy (Tal vez por eso tengo vómito verbal). Quisiera ponerme a llorar en la oscuridad como me enseñaste y pensar que todo es pasajero, que vas a regresar como cuando ibas de vacaciones.
En 2 días voy a verte, y te platicaré todo lo que he hecho, las cosas que le logrado, los lugares que he conocido, las personas. Las victorias y derrotas, el tocar fondo fue tan difícil pero lo logré, como siempre.
Gracias por ser mi primer amiga aún cuando a ésa edad, yo no tenía idea de qué era un amigo. Ojalá tu mamá ya no esté enojada porque nos comimos las rosas de su jardín. Te voy a querer por el resto de mi vida.
DEP.